Patrimonio  y Visitas

San Xoan de Mosteiro

«San Juan del Monasterio»

Este maravilloso lugar esconde una de las historias más antiguas de la parroquia de Barciademera. Aquí, en lo más profundo del cañón por el que discurre el Río Alén (afluente del Tea) ,encontramos un paraje olvidado durante años en el que nos trasladaremos a otra época.

En la carretera que discurre desde Barciademera hacia Mondariz, existe una clara señalización que nos lleva a este paraje. Tras unos metros de asfaltado, continuamos hacia la derecha por un camino de tierra de unos 400 metros de longitud, hasta llegar a una zona ancha que hace las veces de aparcamiento.

Ahí encontramos un panel informativo que nos explica muy brevemente la historia del lugar y la flora y fauna, desde los enormes helechos-palmera de más de 2,5 metros de altura, gatos monteses, ciervos e incluso animales de río en peligro de extinción, como la anguila o el salmón.

Detrás del cruceiro que nos encontramos en el aparcamiento está la capilla, datada en el siglo XII, y que era por entonces la iglesia parroquial (actualmente en Barciademera). Se reconstruye entre 1705 y 1709 de la mano de la Santa Inquisición, tal y como muestra la enorme inscripción que se observa en su pared lateral: «Hizo esta capilla a su costa el excelentísimo Don Alberto Bello, comisario de la Santa Inquisición en el año de 1709«. A lo largo del siglo XIX las autoridades eclesiásticas prohibieron el culto religioso en este lugar en múltiples ocasiones por la proliferación de múltiples fiestas y romerías paganas en los que los excesos se consideraban pecado.

En la parte trasera de la capilla se encuentra una fuente de piedra donde apreciamos una de las antiguas vías romanas que se dice que unían el norte de Portugal con Santiago de Compostela.

Poco después se encuentra un lugar emblemático: «A Fonte Santa» (La Fuente Santa). En sus inmediaciones se aprecian restos de distintos muros que supuestamente pertenecieron a un antiguo monasterio benedectino que daría el nombre a San Xoan de Mosteiro. 

La leyenda popular dice que en este  lugar se realizaban ejecuciones por parte de la Inquisición, y que esa es la causa de que haya sobre la fuente una gran cantidad de cruces, tanto de piedra como de madera, en recuerdo a las personas que fallecieron aquí. Se dice que este lugar quedó sepultado por un corrimiento de tierras y que fué redescubierto por el párroco allá por 1900, rescatándose su historia del olvido, ya que algunos vecinos todavía recordaban los relatos de sus antepasados acerca de la Fuente Santa.

Los vecinos siguen contando que existía una cueva usada a modo de fosa común para los cadáveres e incluso de minas que generaban riqueza para el antiguo monasterio, pero todo esto, por ahora, no se ha podido demostrar.

Texto extraído de www.puntogps.com

Esta web está creada sin ánimo de lucro, para el desarrollo sostenible de la zona de Covelo, en Pontevedra. 

 

Todos los vecinos son bienvenidos a participar en ella.

Vente a ®  es un servicio construido gracias al apoyo de Tus Aldeas.

www.TusAldeas.com

_MG_6686_edited.jpg

Vente a, venteacovelo.com y venteacovelo.es son marcas registradas.

©2020 Vente a Covelo. Creado con cariño por Isabel Báez