Patrimonio y Visitas
IMG_0599.JPG

SANTUARIO DE LA VIRGEN DE LA XESTOSA

Muy próximo a la cima de A Serra do Faro de Avión, que se eleva a 1155 m y que actúa como divisoria administrativa de las provincias de Orense y Pontevedra y constituye la cumbre más elevada de esta provincia, se encuentra el Santuario de la Virgen de la Xestosa, que está en el nivel de los 980 m de altitud.

 

Solo unos metros más arriba, un caudaloso manantial anuncia uno de los dos nacientes que forman el Río Tea; el otro se encuentra en la parte sur de la Sierra del Suido en el lugar conocido como “As Fontes Do Tea “.

El río Tea es el afluente más importante del Bajo Miño, por su longitud (unos 50 Km.), por su cuenca y caudal absoluto.

Desde el Santuario se puede contemplar las imponentes sierras y el fértil Val de Tielas.
 

El origen de esta capilla está probablemente en un eremitorio, cuya antigüedad se pierde en la noche de los tiempos y que puede remontarse a los primeros siglos del cristianismo o a la Edad Media, según se desprende del documento rescatado de los archivos recientemente y que aportamos en este trabajo.

SEPULCRO ANTROMORFO

Casi pegado a la capilla en la parte NE, se encuentra una gran laja natural en la que está excavado un sepulcro antropomorfo cuyas medidas son: 1,84 m de longitud por 0,56 m de anchura máxima y 0,22 m de profundidad. Medidas que permiten alojar el cuerpo tanto de un hombre como de mujer, aunque las características inducen a pensar que puede ser más bien mujer, ya las partes más estrechas se encuentran en el fondo y se acomodan más a un cuerpo femenino. El hueco de la cabeza se encuentra orientado hacia el poniente, como solían hacerlo ya nuestros antepasados prehistóricos. Aún se puede apreciar las marcas de la lauda sepulcral (tapa) ya desaparecida.

 

Es tradición, que este sepulcro “milagrosamente” siempre esté lleno de agua, la cual nunca se seca. En este agua, los numerosos romeros y visitantes echan pan, con el que luego se frotan las “espullas”, verrugas y otros males de la piel y al cabo de un tiempo desaparecen milagrosamente. También, a modo de ofrenda, es costumbre tirar monedas al interior del sepulcro, que como decíamos siempre se encuentra lleno de agua.

El origen de esta superstición, de echar pan al agua, ya fue comentada por San Martín de Dumio (siglo VI), sorprendiendo que haya llegado hasta nuestros días, junto a otras muchas.

Xestosa.JPG

Entre las supersticiones y costumbres populares que denuncia el Dumiense tenemos este párrafo ilustrador de su obra, que citamos textualmente:

 

”¡He aquí qué clase de promesa y de profesión de fe tenéis con Dios! ¿Y cómo vuelven enseguida a los cultos del diablo algunos de entre vosotros que renunciaron al diablo, a sus ángeles, a sus cultos y a sus malas obras? Pues encender velas junto a las piedras, a los árboles, a las fuentes y en las encrucijadas ¿qué otra cosa es sino culto al diablo?. Los actos de adivinación y los augurios y el celebrar el día de los ídolos, ¿qué otra cosa es sino culto al diablo? Festejar las Bacanales y las Calendas, adornar mesas y poner ramas de laurel, prestar atención al pie que se usa, derramar grano y vino en el fuego sobre un tronco y poner pan en las fuentes(1) ¿Qué otra cosa es sino culto al diablo? Que las mujeres invoquen a Minerva mientras tejen, que elijan el día de Venus para sus nupcias y que presten atención a qué día se ponen en camino, ¿qué otra cosa es sino culto al diablo? Hechizar hierbas para encantamientos e invocar los nombres de los demonios al hacerlo, ¿qué otra cosa es sino culto al diablo? Y otras muchas cosas que son largas de contar. He aquí que después de la renuncia al diablo, después del bautismo, hacéis todo esto, y que, volviendo al culto de los demonios y a las malas obras de los ídolos, vosotros habéis dejado de lado vuestra fé y habéis roto el pacto que hicisteis con Dios. Habéis abandonado el signo de la cruz que recibisteis en el bautismo y atendeis a otros signos del diablo por medio de pájaros,

 

Estornudos y otras muchas cosas. ¿Por qué a mí o a cualquier buen cristiano no nos perjudica un agüero? Porque la señal del diablo no es nada cuando ha precedido el signo de la cruz ¿Por qué os perjudica a vosotros? Porque menospreciéis la señal de la cruz y teméis aquello que os habéis forjado. Del mismo modo habéis abandonado el santo sortilegio, es decir, el símbolo de los apóstoles que recibisteis en el bautismo que es “Creo en Dios padre todopoderoso” y la oración del Señor, es decir “Padre nuestro que estás en los cielos” y conserváis diabólicos sortilegios y fórmulas mágicas. Así, pues, cualquiera que, menospreciada la señal de la cruz de Cristo, pone sus ojos en otros signos, ha perdido la señal de la cruz que recibió en el bautismo”.

 

  1. Cumpliendo con el rito de frotarse con el pan depositado en el sepulcro antropomorfo

IMG_0596.JPG
87793629_313207979637266_795661755655336

Muchas de las supersticiones enumeradas por el Bracarense, no solo eran pertenecientes al paganismo grecorromano, sino también las había de origen germánico, íbero, etc.

 

En cuanto a explicar las supersticiones trataremos de dar cierta noticia sobre ellas. Así tenemos, que la costumbre de encender una vela a las piedras, árboles y fuentes, se debe a una antigua creencia por la que se creía que “cada piedra, árbol y fuente encerraba un espíritu de la naturaleza que a veces tomaba forma humana.

El culto a las piedras se relaciona con el dios suevo Wotan que penetraba en los bloques de granito, previamente abiertos y los cerraba de nuevo. El de los árboles deriva del culto del dios Thor o Donnar a quien se consagraban árboles de gruesos troncos”.

 

En cuanto a la superstición relacionada con pedem observem (atención al pie que se usa) se trata sencillamente de la creencia de todos los tiempos de que, en general, la derecha es favorable y la izquierda es desfavorable y que la última está reservada a los ritos catónicos, funerarios, demoníacos y mágicos. Se trata de un dualismo que al parecer no acaba nunca, sino que se afirma en la negación de sus contrarios, el pie derecho se opone al izquierdo así como la mano izquierda a la derecha. Se dice que Augusto también lo tenía en cuenta y que cierto día se había puesto primero el pie izquierdo por lo que estuvo a punto de perecer en una de sus campañas militares.

 

También era necesario, como vemos en el párrafo citado, una lucha contra los sortilegios diabólicos, a los cuales opone el Dumiense el sortilegio santo del Credo y del Padre nuestro. Unido a esto era necesario una condena de la tradición de los augurios, ya sea por medio de aves o por la interpretación de los estornudos.

Gentle Stream
IMG_0597.JPG

ANTIGÜEDAD DE LA CAPILLA

Aunque en el dintel de la actual capilla hay una inscripción que dice: Ano 1817 + "Esta obra se hiso a la cuenta de los becinos", no cabe duda que esta fecha se refiere a la ampliación y reforma que se realizó en ese año (1817), pero el culto en esta ermita, es mucho más antiguo como lo atestigua un documento de 1752, hallado recientemente en el Archivo Diocesano de Tui, donde dice estar consagrado “ A nuestra Sra. del Monte Faro, vulgarmente Giestosa” y que en el sepulcro, según la tradición, puede estar enterrada Santa Quiteria o la primera abadesa del convento de Melón...” por todo ello debemos remontarnos a los primeros siglos del cristianismo o al medievo

 

He aquí la trascripción del mencionado documento:

 

“Así mismo en el dicho distrito hay tres eremitorios y un oratorio el más antiguo de titulo de nuestra Sra. del Monte Faro , vulgaimente Giesiosa que se mantiene por toda la parroquia y limosnas de los fieles y devotos, así de este Obispado como el de Orense, está muy decente y toda de bóveda, situada en un monte distante de la matriz quasi legua y media, su antigüedad es tanta que es muy probable que allí fuese el entieim de la gloriosa Santa Quiteria en el segundo siglo de la iglesia, lo que denota bastante el sepulcro que está contiguo a ella. Bien que otios son del sentir que fue oratorio de Santa Faia, primera abadesa del Convento de Melón y que es el sepulcro de esta Santa Virgen o de una compañera suya”

 

Este documento es la primera vez que sale a la luz y contribuye a la historia y leyenda de este venerado y milagroso Santuario, que cuenta en su haber con numerosísimas sanaciones y milagros a juzgar por los relatos de romeros y vecinos del lugar.

EL SANTUARIO

El santuario está rodeado por lo que conforma el atrio vallado por un muro de piedra y con trazado cuadrangular de unos 30x30 metros, la capilla está en el centro de este atrio. Se cubre por una bóveda semicircular sostenida por tres arcos que descansan en sus respectivas pilastras que se encuentran adosadas al muro. También cuenta con un cobertizo que sirve para resguardo de los romeros y útiles del culto.

A la entrada del recinto y a unos 70 metros del santuario se encuentra un gran peñasco granítico sobre el que se elevan dos cruces de piedra, una de factura reciente y la otra denota antigüedad por la erosión que se aprecia. En la parte de abajo y próximo a este peñasco hay un manantial que está adecuado como fuente, de agua muy pura y fría, que se localiza próximo a un pino.

Como decíamos anteriormente es probable que el origen de este Santuario esté en el retiro de un asceta a estas montañas, para llevar una vida de penitencia o también cristianizar algún rito o monumento pagano, como ha sucedido en otros muchos lugares, ya que algunos autores defienden” que debajo de cada ermita hay restos de cultos prehistóricos...”

La festividad de Nuestra Sra. de la Xestosa se celebra el 6 de mayo.
 

Texto extraído de fernandezsendin.blogspot.com

IMG_0599.JPG

Maximino Fernández Sendín (Oviedo 1950)

Empresario, escritor e inventor. 
Es impulsor de diferentes proyectos culturales, tecnológicos y también humanistas tanto en Asturias como en Galicia. Estudios de: Historia, Antropología, Etnografía , Filosofía, Psicología, Sociología y demás ciencias que estudian el comportamiento humano.

Tiene publicados siete libros. Recomendamos los siguientes para conocer más de la zona :


“A Graña y los grañudos, estudio histórico antropológico” (1995), 
“La clave de la felicidad” (2000), 
“Historia del pan, los cereales, los molinos y los hornos, desde la Prehistoria a los tiempos modernos”(2002)
“Galicia: El cruceiro y su origen. Cruceiro de Covelo” (2003)
“Alfonso I de la Amazonía . La increíble y veraz historia de Alfonso Graña el gallego que reinó entre las tribus jíbaras del Alto Marañon” (2005).

Esta web está creada sin ánimo de lucro, para el desarrollo sostenible de la zona de Covelo, en Pontevedra. 

 

Todos los vecinos son bienvenidos a participar en ella.

Vente a ®  es un servicio construido gracias al apoyo de Tus Aldeas.

www.TusAldeas.com

_MG_6686_edited.jpg

Vente a, venteacovelo.com y venteacovelo.es son marcas registradas.

©2020 Vente a Covelo. Creado con cariño por Isabel Báez